Liderazgo lateral en proyectos

En este artículo se trata un tema que afecta a muchos directores de proyectos: el liderazgo lateral. Una habilidad de gestión muy necesaria en esta profesión, ya que en la mayoría de organizaciones se trabaja en una estructura matricial, lo que implica que el director del proyecto no tiene una relación jerárquica con el equipo, restándole fuerza.



¿Qué es el liderazgo lateral?

El liderazgo lateral es la capacidad de gestionar y conseguir compromisos de otras personas con las que no tenemos una relación jerárquica (no somos sus jefes) o una posición legitima de fuerza sobre ellos.

El objetivo de desarrollar la capacidad de liderar lateralmente es conseguir crear una relación de confianza, capacidad de influencia y autoridad sobre estas personas; para que estas colaboren y actúen de la forma que necesita el proyecto, partiendo de una situación de igualdad; o incluso estando en inferioridad cuando tratamos con alguien situado por encima nuestro jerárquicamente.

Principios de liderazgo lateral. Motivación

Para conseguir desarrollar un buen liderazgo lateral, primero debemos entender lo que motiva a las personas a hacer algo. En principio podemos distinguir tres motivos principales:Principios de liderazgo lateral

  • Motivación primaria. Esta motivación es la que se da cuando la persona quiere participar activamente en una tarea o seguir unas directrices por motivos de ámbito personal, tales como disfrutar haciendo, el deseo de participar, la curiosidad de hacer lo solicitado, etc.
  • Motivación secundaria. Esta motivación también parte de la propia persona, pero no surge de los intereses personales, sino de intereses más generales. Entre estos intereses podemos destacar el formar parte de un proyecto/tarea que se considera importante, el sentido de cumplir con la obligación, el interés de mantener una buena relación, etc.
  • Evitar una situación peor. Este motivo se basa en la idea de que si no se hace lo solicitado, las consecuencias serán peores. Por tanto es una motivación que parte del miedo a las consecuencias de no hacer algo; tales como ser despedido, un efecto negativo en la carrera profesional, etc.

Como directores de proyectos nos va a tocar trabajar con personas que participan en nuestro proyecto en base a alguna de estas tres motivaciones, lo cual va a requerir adaptar nuestra forma de persuadir y dirigir.

Como principio general deberíamos intentar que los miembros de nuestro equipo participen desde cualquiera de los dos primeros motivos, ya que el tercero está muy relacionado con el poder jerárquico o sancionador, el cual normalmente no tenemos.

Por tanto, cuando no seamos capaces de conseguir una reacción basada en alguno de los dos primeros puntos, la solución será escalar el problema al superior de la otra persona (o decir que lo haremos), ya que para conseguir una reacción en la tercera situación debemos partir de una situación de fuerza.

Crear liderazgo lateral.

Para poder aprovechar el liderazgo lateral debemos intentar generar una motivación primaria o secundaria en los otros; lo cual se basa en:

  • Conseguir la aceptación del proyecto o tarea haciendo que estas se vean como relevantes o importantes para la otra persona. En cierta forma esto consiste en “vender” la tarea en base a los intereses o forma de pensar que tiene la persona a quien queremos convencer. Un ejemplo de esto sería decir: “Tenemos un proyecto para un cliente importante y con mucha visibilidad dentro de la empresa. ¿Quieres ocuparte tú de él?”
  • Crear confianza en nosotros o nuestro proyecto. Nadie quiere seguir alguien que no tiene claro por dónde ir, o hacer una tarea que se considera poco importante o inviable. Por tanto debemos procurar generar estas ideas sobre nosotros y el proyecto.
  • Generar nuestra autoridad. Ser líder no es lo mismo que ser jefe, ya que al líder se le sigue porque es capaz de generar confianza y hacer propuestas que el resto aceptan como las correctas. Dentro del mundo laboral es evidente que los profesionales con experiencia y casos de éxito generan más confianza en la organización que los novatos, por lo que estos van a ser escuchados y seguidos por el resto más fácilmente; ya que se han creado una autoridad basada en su experiencia y capacidades para el puesto.

Por tanto nuestra capacidad de liderar lateralmente se basará en la confianza que generemos delante de los otros, y la importancia que las personar den a la tarea o proyecto en cuestión. Si conseguimos que ambos aspectos sean elevados, el resultado será que la otra persona se comprometerá y ejecutará el trabajo.

Licencia de Creative CommonsLiderazgo lateral en proyectos by Albert Garriga is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Publicado en Conocimientos generales, Desarrollo de carrera, Gestión de personas Etiquetado con: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete a nuestro Boletín

Para poder mandarte nuestro newsletter e información relacionada con la dirección de priyectos debes darnos tu permiso. Puedes ver nuestra política de protección de datos en Política de protección de datos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
CLOSE
CLOSE