Planificar con cadena crítica

Este artículo trata sobre cómo planificar con cadena crítica, alternativa a la planificación CPM-PERT. La metodología de Cadena Crítica permite reducir el plazo del proyecto sin reducir el grado de confianza del cronograma, aunque su aplicación es más compleja, y requiere de una organización con una cultura de dirección de proyectos más desarrollada. Saber más sobre el método de cadena Crítica

Requisitos para planificar con cadena crítica

Igual que ocurría en la metodología CPM-PERT, los requisitos para poder crear el cronograma son haber completado el diagrama de tareas, la definición y asignación de los recursos, la estimación de la duración de las tareas, y la estimación de los riesgos.

Gran parte del proceso de creación del cronograma es común entre las dos metodologías, por lo que se recomienda leer también el otro artículo para obtener mayores detalles de los puntos comunes, ya que este artículo se centra únicamente en lo particular de esta metodología.

Aunque no sea un requisito, si que es muy recomendable usar una buena herramienta de planificación. Entre estas te recomendamos usar MS. Project, por ser la más conocida y permitirte definir la cadena crítica de forma muy simple.


Microsoft Project Training

  • Curso de preparación para superar la certificación en MS Project

  • Disponibilidad de los materiales: 1 año

  • Otorga 16 PDU validas para la PMP certification

  • Garantía de devolución al 100%

130 EUR


Microsoft Project Fundamentals

  • Otorga certificado

  • 44 lecciones y 19 horas de duración

  • Preguntas y cuestiones ilimitadas para practicar

299 EUR

Oferta:
169 EUR 

Características de Cadena Crítica

Una de las características de la metodología de la Cadena Crítica es que considera la duración de las tareas de forma no determinista, lo que implica que estas no tienen una duración fija, sino variable dentro de unos márgenes. Por ello el seguimiento del proyecto se centra en conseguir que el proyecto en su conjunto finalice en el plazo estimado, y no cada tarea de forma individual. Técnicas para cálcular la duración de las tareas

Debido a este carácter no determinista, esta metodología exige haber definido la duración de las tareas con su valor más probable y su variabilidad. De tal forma que la duración de cada tarea estará representada por una distribución normal, y su valor será µ ± N σ, siendo N función del grado de confianza deseado para el cronograma. A modo de ejemplo vamos a usar el diagrama de tareas, la definición de recursos y las duraciones siguientes:

41 plantillas profesionales para gestión de proyectos + libro de regalo

  • Consigue mejores resultados y mayor satisfacción de tus clientes.

  • Sistematiza los procesos de gestión y ahorra tiempo.

  • Reduce errores y evita retrabajos durante la ejecución.

  • Consigue resultados repetibles y predecibles.

  • 100% editables y 5 automatizadas. Máxima facilidad de uso

  • Compatibles con los procesos del PMBOK

BONUS:  consigue totalmente gratis, el Libro "Guía Práctica en Gestión de Proyectos" de venta en Amazon

Diagrama de tareas para planificar con cadena crítica

tabla de duraciones para crear planificar con cadena crítica

Pasos para planificar con cadena crítica

Duraciones más probables

El primer paso para planificar con cadena crítica será incluir las duraciones más probables en el diagrama de tareas, obteniendo un primer cronograma que no tiene en cuenta la disponibilidad de los recursos, su calendario de trabajo, y su horario. Lo que sí que debe mostrar este cronograma son los hitos del proyecto, los cuales representarán compromisos o puntos importantes del proyecto que deberemos proteger contra atrasos. Así en nuestro caso de ejemplo vamos a considerar una entrega parcial (hito 1), y la entrega final del proyecto.

punto de partida para planificar con cadena crítica

Un programa de planificación de proyectos y recursos muy recomendable y fácil de usar. Adaptable a diferentes tamaños de empresa y presupuestos, empezando por una opción gratuita.

Completísima plataforma de gestión integral de proyectos y CRM. Totalmente escalable para cubrir las necesidades de freelances y pequeñas empresas, o grandes empresas como Tesla o Walmark.

Considerar la disponibilidad de los recursos

Llegado a este punto debemos introducir la disponibilidad de los recursos, lo cual hará patente una nueva diferencia entre las dos metodologías. Mientras que en la metodología PERT se permitía que un recurso hiciera diferentes tareas al mismo tiempo (ajustando su porcentaje de dedicación), en la Cadena Crítica los recursos no pueden hacer diferentes tareas simultáneamente, por lo que estos siempre trabajarán con una dedicación del 100% a cada tarea. Esto es así tanto entre tareas del mismo proyecto, como de proyectos diferentes (entorno multiproyecto). ¿Qué es un entorno multiproyecto?

Incluir las protecciones

Con ello llegamos a un cronograma que ya muestra de una forma bastante realista la forma en que se ejecutará del proyecto, pero que no incluye la variabilidad de las tareas, por lo que los entregables no están protegidos frente esta variabilidad. Para introducir esta protección debemos hallar la Cadena Crítica, la cual se define como la sucesión de tareas que definen la duración mínima del proyecto, considerando sus relaciones y la limitación de recursos. Según la metodología de la Cadena Crítica, es está sucesión de tareas la que debemos proteger.

En nuestro ejemplo la Cadena Crítica del proyecto sería la formada por las tareas 1, 3, 4, 5 y 7, aunque al tener un compromiso de entrega en el hito 1, también deberemos considerar la sucesión de tareas 1 y 2, sin ser esta parte de la Cadena Crítica.

Como hemos asumido que la duración de las tareas se rige por una distribución normal de valor medio µ y variabilidad σ, la combinación de diferentes tareas tendrá una variabilidad que será la raíz cuadrada de los cuadrados de las variabilidades individuales.

planificar con cadena crítica-variabilidad
Si aplicamos las formulas anteriores sobre las tareas en la Cadena Crítica, y las tareas 1 y 2, obtenemos las variabilidades que deberemos incluir en el cronograma para proteger el proyecto (2,18 días) y el hito 1 (0,71 día). En este punto también debemos considerar las tareas que no forman parte de la Cadena Crítica pero que se unen con ella, como es el caso de la tarea 6. La tarea 6 no forma parte de la Cadena Crítica, pero si se atrasa lo suficiente puede llegar a afectarla.

Por ello debemos considerar una protección, llamada amortiguador de alimentación, en los puntos donde estas tareas se unen con la Cadena Crítica (en nuestro ejemplo en la tarea 4). Este amortiguador será igual a la protección calculada para la tarea o la sucesión de tareas. Representando todo esto en forma de cronograma obtenemos:

situar las protecciones en el cronograma con cadena crítica

Incluir el margen por riesgos

A partir de aquí solo resta incluir el margen por los riesgos asumidos, lo cual se hace de la misma forma que con la metodología CPM-PERT. Con ello obtendríamos el cronograma completo, el cual puede presentarse de diferentes maneras, y usarse para la gestión del proyecto una vez aprobado por el sponsor o el comité de dirección del proyecto.

Etiquetado con: , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*