Cómo hacer el cronograma

Share Button

Este artículo trata de los pasos principales para hacer el cronograma de un proyecto según el enfoque tradicional, lo cual forma parte del proceso de planificación de proyectos. Los contenidos de este artículo pretenden dar una visión general del proceso, dejando para otros artículos los detalles.

Prerrequisitos para hacer el cronograma

Para poder empezar a hacer el cronograma es necesario tener la Work Breakdown Structure (¿Qué es la WBS?) del proyecto, la cual descompone el alcance en paquetes de trabajo unitarios, y da una imagen completa del trabajo a realizar para alcanzar los objetivos del proyecto.


Consideraciones generales para hacer el cronograma

hacer el cronogramaProceso cíclico: la creación del cronograma es un proceso que requiere de diferentes iteraciones, ya que está influenciado por el resultado de la planificación de ostros aspectos del proyecto (riesgos, recursos, etc.), y por las limitaciones existentes.

Proceso por fases: no siempre es posible planificar en detalle todo el proyecto, lo que implica que se deberemos realizar una planificación por fases. En esta, la planificación en detalle de cada fase se realiza al comienzo de la fase, usando la información que va creándose a medida que avanza el proyecto.

Consensuado y aceptado: es importante que el cronograma se haga junto con expertos y el equipo del proyecto, ya que estos son los que mejor saben cuánto se tarda en efectuar una determinada tarea. A parte, hacer el cronograma cojuntamente con el equipo facilita su aceptación y compromiso con los plazos indicados, lo que facilitará su cumplimiento.

Nivel de detalle del cronograma: ¿Tiene sentido que un proyecto de 2 años de duración se planifique en segundos? ¿Y que uno de 5 días se planifique en semanas? Claramente no. ¿Pero cuál es la unidad de tiempo adecuada a considerar en el cronograma? En algunos textos se recomienda que la unidad de tiempo del cronograma sea del orden del 2-3% de la duración total.

 

Pasos principales para hacer el cronograma

hacer el cronogramaCrear la lista de actividades: a partir de los paquetes de trabajo unitarios definidos en la Work Breakdown Structure (¿Qué es la WBS?) se pasa a definir las tareas necesarias para completar cada uno de ellos. Es recomendable que la definición de las tareas se haga junto con expertos o el equipo del proyecto.

Tècnicas para definir el alcance

La diferencia entre la WBS y la lista de actividades que creamos en este paso es que la primera muestra la descomposición del alcance (él QUE), y la segunda las tareas necesarias para completar este alcance (él COMO). Aunque ambas están estrechamente relacionadas, pueden haber diferentes formas de llegar a un mismo objetivo, así mientras el alcance es fijo y un compromiso del proyecto (WBS), las tareas no lo son.

Crear diagrama de actividades: una vez definidas el conjunto de tareas que componen el proyecto, estas deben ordenarse en función de las relaciones de precedencia y antecedencia oportunas, las cuales pueden ser de carácter obligatorio o no. De esta forma las tareas pueden ordenarse según cuatro tipos de relaciones

  • Fin – Comienzo: la segunda tarea no puede empezar hasta que acaba la primera. Es la relación más habitual.
  • Comienzo – Comienzo: la segunda tarea empieza al mismo tiempo, o con un cierto desfase, que la primera.
  • Comienzo – Fin: la primera tarea comienza al mismo tiempo, o con un cierto desfase, respecto al final de la segunda.
  • Fin – Fin: la segunda tarea finaliza al mismo tiempo, o con un cierto desfase, que la primera

Definir los recursos: Una vez conocidas las tareas, el siguiente paso es definir los recursos necesarios para cada una de ellas, tanto a nivel de las características que deben tener como de su la disponibilidad. Esto es importante por los siguientes motivos:

  • El plazo de una tarea depende del recurso que la ejecutará, debido a que diferentes recursos pueden tener diferentes niveles de rendimiento, y diferentes disponibilidades.
  • La disponibilidad de un determinado recurso en un momento concreto puede ser un riesgo para el proyecto.

Técnicas para definir los recursos del proyecto

Estimar plazos: Este paso consiste en estimar el número de horas, días, semanas, etc. que se requieren para completar una determinada tarea. Las diferentes técnicas de estimación de plazos se detallan en el artículo “estimación de plazos”

Técnicas para estimar la duración de una tarea

Montaje del cronograma: Ahora toca poner en común las informaciones recopiladas en los tres pasos anteriores (el diagrama de tareas, los recursos, y los plazos), para formar lo que se conoce como el cronograma del proyecto.

En este paso es cuando debemos incorporar los márgenes del proyecto y balancear los recursos, en función del método de planificación que se esté usando. Este proceso se trata en más detalle en el artículos de creación del cronograma con PERT (¿Qué es PERT?) y Cadena Crítica (¿Qué es Cadena Crítica?)

 

Ajuste del cronograma: Una vez tenemos el cronograma del proyecto, este debe alinearse con el resto de planes del proyecto (riesgos, costes, etc.), y contrastarse con las limitaciones y requerimientos del proyecto, lo que puede implicar cambios en los pasos anteriores, y por tanto rehacer el cronograma.

Existen multitud de motivos por los cuales deberemos ajustar o rehacer el cronograma. Pero podríamos destacar:

  • Detección de nuevos riesgos: como la posible falta de un recurso en un determinado momento, o tener que hacer actividades de exterior en momentos climáticamente adversos.
  • Coste demasiado elevado. Lo que nos puede obligar a usar recursos de menor nivel (normalmente más económicos pero con menor rendimiento), modificar las tareas, o tener que replantear el plan de compras.
  • Plazo fuera de lo solicitado. En este caso deberemos aplicar técnicas de compresión del cronograma para conseguir reducir el plazo.

Ver técnicas de reducción del plazo

  • Disponibilidad de un determinado recurso en el momento que se necesita, lo que implicará tener que replantear la tarea afectada con otro recurso, o cambiar las fechas de esta.

Finalización del cronograma

Una vez se consiguen completar los pasos anteriores, lo que implica tener un cronograma realista, coherente con las limitaciones y objetivos del proyecto, y alineado con el resto de planes del proyecto, este debe someterse a la aprobación del sponsor o el comité de dirección del proyecto.

Esta aprobación se realiza de forma conjunta con el resto de documentos resultantes de los diferentes procesos de planificación, dando como resultado lo que se conoce como plan de gestión del proyecto. Una vez este es aprobado, el cronograma aprobado pasa a ser la línea base del cronograma, la cual se usará durante las fases de ejecución y control, para ejecutar y medir el avance del proyecto.

Qué es y cómo usar la línea base del cronograma

Licencia de Creative Commons
Reducir el plazo del proyecto by Albert Garriga is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

Visita más secciones de esta página

Publicado en Gestión del cronograma Etiquetado con: , ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR