¿Qué nos aporta una certificación en gestión de proyectos?

Share Button

En otros artículos se han visto las diferentes certificaciones en gestión de proyectos que existen y qué son estas certificaciones. En este artículo vamos a responder una pregunta que muchos nos hacemos cuando nos planteamos conseguir o renovar una certificación en gestión de proyectos, ya que la realidad es que nadie o casi nadie tiene la obligación de disponer de una certificación de este tipo. Por tanto, ¿Por qué gastar tiempo y dinero en ello? ¿Qué nos aporta una certificación en gestión de proyectos?



Ventajas de una certificación en gestión de proyectos para la persona

Desde el punto de vista de la propia persona que obtiene la certificación, podríamos destacar los siguientes puntos positivos:

  • La formación y estudio necesarios para obtener la certificación permiten adquirir nuevos conocimientos y ordenar los que ya tenemos. Por tanto, más allá de la certificación, el proceso de certificarnos ya supone una mejora a nivel de conocimientos y profesional. Este punto será más o menos importante en función de la formación que escojamos para preparar la certificación; siendo posible hacerlo individualmente con libros, con cursos específicos, o con masters.
  • Esta formación, junto con el hecho de que alguien nos haya certificado profesionalmente puede ayudarnos a mejorar nuestra autoestima y reconocimiento a nivel profesional. Lo que puede traducirse en una mayor credibilidad y respeto profesional dentro de nuestra organización que nos permita mayor libertad para proponer métodos de trabajo o soluciones.
  • Este mayor reconocimiento a nivel profesional también puede servirnos para mejorar dentro de la empresa o para cambiar a un trabajo mejor. Esto coincide con lo que dicen algunos estudios sobre el hecho de que los profesionales certificados tienen una remuneración mayor; lo que al menos a medio plazo puede ser cierto al permitirles optar a mejores puestos.

Ventajas de una certificación en gestión de proyectos para la empresa

Obtener una certificación en gestión de proyectos también es positivo para la organización, motivo por el cual muchas empresas lo valoran y fomentan. En este caso podemos destacar las siguientes ventajas:

  • Permite garantizar un nivel mínimo de conocimientos en una determinada metodología, lo que facilita el trabajo en común y la aplicación de esta metodología dentro de la empresa.
  • Para las empresas que hacen proyectos para terceros permite incrementar el valor de sus servicios, al disponer de una certificación externa de sus directores de proyectos que permite diferenciar sus servicios de los ofrecidos por los competidores. Lo cual en algunos casos es incluso un requisito para poder participar en algunas licitaciones.
Nutcache, the all-in-one project management tool for your business and teams of all sizes.
  • En aquellas empresas que dispongan de PMO, o algún tipo de centro de excelencia en dirección de proyectos, el disponer de personal certificado permite hacer una selección de las personas más adecuadas para ocupar estas posiciones.

Más allá de estas ventajas más o menos generales, cada uno debe valorar la importancia de la certificación dentro de su organización, sector y país, ya que aunque existen certificaciones con implantación a nivel global (caso de las del PMI), su grado de implantación e importancia no es homogéneo. Esto hace que en algunos países o empresas, tener la certificación sea un requisito obligado para poder ejercer como director de proyectos, mientras que en otros no se valore.

El hecho de que las certificaciones estén relacionadas con asociaciones profesionales vinculadas a determinados países, hace que la implantación de cada certificación pueda variar de una región a otra. De esta forma la certificación PMP tiene mucha mayor implantación en América, mientras que PRINCE 2IPMA son más de ámbito europeo.

Lo mismo puede ocurrir por sector, ya que las diferentes certificaciones están ligadas a diferentes metodologías o enfoques en gestión de proyectos, lo que las hace más o menos apropiadas para los diferentes tipos de proyectos o sectores. Así en proyectos industriales o civiles vamos a encontrarnos una preferencia por PMP o IPMA, mientras que a nivel de IT o proyectos organizativos tienen más peso PRINCE 2, SCRUM o ITIL.

A partir de esto, cada uno debe valorar si le sale a cuenta la inversión en tiempo y dinero que requiere cualquier certificación, y por cual certificación apostar. Para ello lo más fácil es mirar a nuestro entorno y ver lo que predomina en nuestros compañeros.

Licencia de Creative Commons
Cómo afrontar los proyectos complejos by Albert Garriga is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Publicado en Conocimientos generales Etiquetado con: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Te recomendamos visitar:

CAPM® Certification Training
PMP® Certification Training Course

Suscríbete a nuestro Boletín

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe GRATIS un pack de 25 plantillas para gestionar proyectos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
CLOSE
CLOSE